domingo, 5 de septiembre de 2010

los caldeos, introducción a la astrología

La astrología no ha tenido un salto cualitativo como tuvo la astronomía. La astronomía tiene un salto cualitativo en observación con Galileo y con todos los del Renacimiento y la astrología no, quedó aferrada a la doctrina de Tolomeo y no ha evolucionado. Y la gente sigue hablando del agua, del aire, etc. que indudablemente tiene su traducción a nuestro lenguaje. Pero esa traducción quizá no se ha hecho, hay que tenerla en cuanta que la astrología es una ciencia muy, muy antigua, mucho más antigua. O sea no empieza en los caldeos, ni muchísimo menos, es decir, la astrología es paleolítica. No nos engañemos. Los paleolíticos tenían un tipo de astrología que les era útil, y nosotros tenemos un tipo de astrología, para los medios urbanos. Pero yo creo que hay un desfase en el sentido de que no hemos sido capaces de dar el salto, el astrólogo no ha sido capaz de dar el salto y entender por lo que se entendía en el siglo XII y XIV por astrología y traducirlo al lenguaje actual, de la teoría de la relatividad.
Por ejemplo, los antiguos habían clasificado a las estrellas por sus colores. Y efectivamente la regencia de las estrellas son con los colores. Viene mucha gente diciendo y los antiastrólogos dicen: y ¿cómo es posible que un cometa que es un aglomerado de masa muy pequeña tenga tanta influencia? Y entonces se ríen de los astrólogos por eso. Pues sí, porque lo que es que influye del cometa no es precisamente la masa, nadie ha dicho que la masa sea lo más importante, porque entonces ya digo Sirio tendría mucha más influencia que la luna.
Pero lo que sí es mayor en la luna que en Sirio es precisamente la intensidad luminosa. Entonces los antiguos tenían una cosa muy clara, porque si se cogen todas las doctrinas antiguas, todas clasifican las estrellas de acuerdo con su color. Esto les era muy fácil porque ellos conocían las propiedades, habían hecho una relación entre las propiedades de Marte , Júpiter y Saturno que eran los planetas más conocidos por ellos y más estudiados. Y entonces habían hecho la correlación de sus colores y sus periodos con respecto a sus influencias. Entonces cuando aparecía un cometa rojo lo asimilaban a marte, cuando aparecía un cometa verde lo asimilaban a Venus. Y efectivamente tenían razón, porque uno de los componentes de la influencia planetaria es el cromatismo. O sea, la luz. Y otro el fotoperiodo, y el fotoperiodo es lo que tarda en dar la vuelta alrededor del sol, o alrededor de la Tierra o alrededor de lo que sea.
Los antiguos tenían la cosa muy clara, intuitivamente o razonablemente yo creo que tenían más razonamiento de lo que creemos, y ellos habían clasificado aquello muy bien. Lo que pasa es que nosotros después de toda la revolución que ha habido con la cuestión de los espectros, y es que gracias a eso se conoce la constitución del universo, gracias al espectro. El estudio de las moléculas se conoció con el estudio de los espectros, y nosotros no hemos sabido aprovecharlo. Ahora por ejemplo hay espectros, donde unas estrellas pueden ser verdes, sin embargo tener unos espectros completamente distintos con lo cual sus influencias eran distintas, y eso nosotros no hemos sabido aprovecharlo.
Demetrio Santos

~
Introducción Histórica
La astrología es una práctica antigua que diferentes civilizaciones han
desarrollado independientemente. Los caldeos, que vivieron en Babilonia
(hoy Irak), habían desarrollado ya en 3000 a.C. una de las formas
originales de la astrología. Los chinos la practicaban en el 2000 a.C.
En la antigua India y en la civilización maya de América del Norte y
Central se desarrollaron otras variedades. Estas civilizaciones debieron
observar que determinados astros, especialmente el Sol, influían en el
cambio de las estaciones y en el éxito de las cosechas. Basándose en
estas observaciones desarrollaron un sistema más amplio, en el que los
movimientos de otros astros como los planetas influían o representaban
otros aspectos de la vida. Los caldeos, en este caso, atribuyeron caracteres
específicos a una serie de planetas en base a determinados aspectos de
los mismos, Venus, por ejemplo, la estrella más luminosa y clara, fue
asociada al principio de fecundidad. Marte, con su resplandeciente halo
rojizo, a los cambios violentos y a las guerras. Realizaron estudios muy
particularizados y precisos sobre los movimientos de los siete cuerpos
celestes conocidos hasta entonces(Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte,
Júpiter y Saturno) y sobre los eclipses. El Zodiaco fue dividido en doce
partes iguales de treinta grados cada una, que desde entonces conservaron
los nombres de las mismas constelaciones. Los horóscopos compilados
por los sacerdotes caldeos se referían únicamente al futuro del estado y
al del rey, que era su personificación. Es necesario llegar hasta 410 a. de
C. para tener noticia de un horóscopo individual, el realizado al hijo del rey
Shuma Usur, nacido el 29 de Abril de ese mismo año. Hacia el siglo V a.
C., la astrología se extendió a Grecia, donde filósofos como Pitágoras y
Platón la incorporaron a sus estudios sobre religión y astronomía. Durante
la Edad Media fue ampliamente practicada en Europa, a pesar de que
autoridades cristianas como Agustín, arzobispo de Canterbury en 600 d.
de C., la condenaron, no debemos olvidar además que lo más importante
desde el punto de vista cristiano es su concepción integrista y exhaustiva
del hombre y su relación con Dios, que excluye el influjo de los astros
sobre su vida. Hasta el siglo XVI muchos sabios consideraron la astrología
y la astronomía como ciencias complementarias, tanto en Italia como en
Alemania se estudiaba en las cátedras universitarias la astrología junto
con la astronomía. En aquella época, los descubrimientos realizados por
astrónomos como Nicolás Copérnico y Galileo Galilei el pensamiento
científico experimentó un cambio fundamental y decisivo, pero las
relaciones con la astrología de muchos filósofos, astrónomos y matemáticos
siguieron existiendo. El mismo Galileo la practicó en múltiples ocasiones
a lo largo de su vida, y Kepler sostuvo que los astros emitían una radiación
particular extrafísica que influye directamente en los seres humanos. La
importancia de la astrología fue puesta de relieve en las obras de Jerónimo
de Cardán, Tycho Brahe, astrónomo danés protector de Kepler; Tomaso
Campanella, cuya obra "La Ciudad del Sol" en la que proponía la aplicación
de la astrología a varios sectores de la vida como el gobierno, la educación
de los jóvenes, la orientación profesional- refleja la concepción astrológica
tolemaica. A finales del siglo XVII, tras trescientos años de polémicas.
Prevalece el rigor científico y racional en todo el ámbito de la cultura
occidental, excluyendo el saber antiguo -acientífico- y por ende, la
astrología. En 1665, Colbert, fundador de la Academia de Ciencias de
Francia, prohibió la enseñanza y práctica de la astrología a los astrónomos.
A partir de este momento los iluministas se empeñaron con la ayuda de
las teorías de Bacon, Descartes, Hobbes, Espinosa, Leibniz, Newton en
relegar la astrología a elementos de cultura popular hasta degradarla a
mera superstición. El reciente resurgir de la astrología, los profundos
estudios llevados a cabo y el interés creciente del público parecen señalar
un proceso evolutivo que llevará a la astrología al reconocimiento del que
hasta ahora careció. Al cesar la alternativa entre florecimiento y decadencia,
rigor y moda, seriedad y superficialidad charlatana, la más antigua y
misteriosa intuición del hombre podrá finalmente ser definida de forma
consciente. Los últimos descubrimientos científicos pueden llegar a
esclarecer cierto tipo de afirmaciones, en vez de desmentir las hipótesis
que desde hace siglos la astrología confirmó.
Demos a la Astrología el respeto y el lugar que le corresponde como fuente inagotable de saber y de conocimiento.

Natal Belo


Los magos caldeos

Origen

Los caldeos eran una tribu semítica de origen desconocido que se asentó en Mesopotamia meridional en la parte anterior del primer milenio antes de la era común. Por su lengua se asume que están relacionados con los arameos, aunque se asentaron más al sur que los arameos, quienes se habían asentado en Mesopotamia superior y Siria. No obstante los caldeos "propiamente dichos" eran los sumir o turaníes que se impusieron a los otros dos elementos de la población que eran los siguientes:

Los autores romanos llamaron caldeos a los astrólogos y a los matemáticos de Babilonia. En épocas modernas, los católicos romanos de Mesopotamia son llamados caldeos.

[editar]Hegemonía

Las causas de la hegemonía caldea son varias :

  • La manera con la que se asimilaron completamente con las demás razas
  • Adoptaron la lengua y cultura de aquellos
  • Su cultura se amalgamó con la de aquellos
  • Conservaron al propio tiempo su mismo idioma
  • Constituyeron una especie de aristocracia o raza superior a las demás
  • En un principio formaron pequeños estados, de los que llegaron a predominar cuatro que son los siguientes:
    • Babilonia
    • Erex u Orcoe
    • Uarkadel siglo XIX situada a la orilla izquierda del río Eufrates, 40 leguas al Sur de Babilonia
    • Accad, el centro primitivo de las tribus de este nombre, llamado también Nipur, que se hallaba en medio de la Caldea propiamente dicha y a orillas del famoso Canal Real y Xalané ó Ur, palabra caldea que significa "la ciudad por excelencia"

[editar]Formación

La historia de Caldea solo empieza en realidad, desde que todas esas tribus y ciudades se unieron formando el estado de Caldea y Babilonia con el nombre del primer Imperio caldeo o caldeo-babilónico, cuyos reyes residían alternativamente en cada una de las cuatro ciudades citadas y desde ese momento la historia de Caldea es la historia de Babilonia.

[editar]Imperio caldeo o neobabilónico

Durante el período de la dominación asiria de Babilonia los caldeos presentaron una resistencia fuerte al reino asirio. Cuando Babilonia finalmente restableció su independencia, se encontraba bajo una dinastía caldea. Después de la conquista de Babilonia por los persas, los caldeos desaparecen como una tribu separada. Los reyes de la dinastía caldea fueron:


[editar]Religión

Los principios religiosos de los sabios caldeos que hubieron de informar las creencias de la cultura caldeo-asiria se impregnaron del fundamento astrológico en aquella religión por lo siguiente:

  • Los sabios sacerdotes caldeos decían que cierto día el dios Oannes salió del Mar Erytreo, bajo la forma de hombre, con cola de pez y les enseño astronomía.
  • Según Diodoro de Sicilia por mucho tiempo nadie conoció mejor que los caldeos lo siguiente:
    • La influencia de ciertos fenómenos
    • La ciencia del porvenir
  • Lo más esencial de su doctrina era lo siguiente:
    • Los movimientos de los cinco planetas que llamaban intérpretes
    • El más importante de estos cinco planetas era Helios, el Sol.
    • Sabían observar la salida y ocaso de los astros y su color, deduciendo de su observación lo siguiente:
      • Cambios atmosféricos
      • Cambios meteorológicos
      • Las ventiscas
      • Las lluvias
      • El calor
      • La aparición de cometas
      • Los eclipses de:
        • Sol
        • Luna
      • Los temblores de tierra, etc
    • Junto a los cinco planetas colocaban 30 astros más que llamaban "dioses consejeros" de los cuales:
      • La mitad habitaban en la tierra
      • La otra mitad debajo de ella, para atender equitativamente a las cosas celestes y humanas
    • Después también "doce señores de los dioses", cada uno de los cuales presidía en un mes y á un signo del Zodiaco
    • Creían que la luna estaba más próxima a la tierra por razón de su peso y que ejecutaba sus revoluciones en menos tiempo que el sol porque describía un´círculo más pequeño
    • Había en las ciudades uno o más Observatorios en forma de torre o de pirámide escalonadas llamadas "Zigurats".

La cultura caldeo asiria fue la fusion de estas 2 culturas de parecida historia.

[editar]Los Magos Caldeos

Los magos caldeos que practicaban las ciencias ocultas tenían dos tipos de magia que eran las siguientes:

  • Magia blanca, que formaba parte del culto, para la cual se comunicaban los magos con los espíritus superiores
  • La magia negra, condenada por la religión, hecha por los hechiceros que explotaban las malas pasiones.

caldeos

El correr de los tiempos seguía su curso y la extinción de una civilización, le seguía el nacimiento de otra. A menudo esa extinción no es tan dramática como cabria esperar, es el caso de lo acontecido en el segundo milenio a.de C. cuando los caldeos (pueblo de procedencia árabe) se establecieron al sur de Mesopotamia.

Los caldeos fueron fundiéndose poco a poco con el estado babilónico. Su dinastía comenzó en el 626 a. de C. Los sacerdotes caldeos al entrar en contacto con la astrología le dieron un notable impulso, y como pasa con la amalgama de culturas, si es pacifica, suele enriquecerse mutuamente, y así los conocimientos que los caldeos heredaron de los babilónicos se enriquecieron con nuevos conocimientos geométricos y astronómicos que aportaron los caldeos.

Por aquel entonces tan solo se conocían siete planetas (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) y sus correspondientes eclipses. Sobre dichos planetas y eclipses, los sacerdotes caldeos realizaron unos estudios sorprendentes por su exactitud.

El Zodiaco fue dividido en doce partes iguales de treinta grados cada uno, que desde entonces conservaron los nombres de las mismas constelaciones, (que son los nombres de los12 horóscopos que conocemos hoy).

Los horóscopos reunidos por los sacerdotes caldeos tan solo se ocupaban de la vida real, haciendo referencia únicamente al futuro del estado y al del rey, que era su encarnación.

Será necesario esperar hasta el 410 a. de C. para encontrar un horóscopo individual, en concreto el realizado al hijo del rey de babilonia Shuma Usur, nacido el 29 de abril de ese mismo año, por lo tanto era de horóscopo Tauro. Gracias al pragmatismo y seguramente tozudez de ese hijo que quería saber su futuro, se desarrollo lo que tenemos hoy, la capacidad de elaborar horóscopos personales con gran eficacia.

~

Charles S. Peirce (1892)

Traducción castellana de Roberto Narváez (2007)



Este texto corresponde al MS 1277, redactado por Peirce en 1892. Fue publicado en Carolyn Eisele (ed.), Historical Perspectives on Peirce’s Logic of Science. A History of Science, Berlín, Mouton, 1985, 2 vols; vol. 1, pp. 201-215. Corresponde a la quinta conferencia de las Lowell Lectures sobre “The History of Science”, impartidas del 28 de noviembre de 1892 al 5 de enero de 1893.

Acabamos de echar un vistazo a los logros científicos de los caldeos. Los hemos visto perseguir con paciencia infatigable, durante un periodo de dos mil años, el firme propósito de desenredar los movimientos de las estrellas, y hemos encontrado que obtuvieron un grado de éxito que, en ausencia de instrumentos ópticos y de cualquier teoría física, buena o mala, sorprende realmente. Este lento desarrollo de la mente bajo un propósito persistente es una evolución del tipo que he llamado lamarckiano, esto es, un desarrollo no por acontecimientos fortuitos ni por la influencia de fuerzas mecánicas o cuasimecánicas, sino por los poderes interiores y la ley física1. En breve, se trata de una forma de crecimiento igual a la forma en la que actualmente crece la ciencia. Las diferencias entre los dos casos son, primero, que la ciencia moderna había tenido tan sólo un poco más de tres siglos de crecimiento, de modo que no podía aparecer ni de lejos tan firmemente arraigada y estable como la ciencia babilonia debía parecer al cabo de veinte siglos, y segundo, que la ciencia moderna es mucho más rica, variada y compleja, y ha recibido más ayuda de la filosofía y las matemáticas que del procedimiento más puramente observacional de los caldeos.


~


Por Demetrio Santos


“2….

Visto de un modo general, el campo de la radiación comprende dos grandes divisiones, correspondientes a la estructura de la materia: La radiación ordinaria, centrada principalmente en la luz y el calor (y sus interconexiones con campos electromagnéticos), que vincula las estructuras moleculares y atómicas del Universo químicamente, y la radiación gamma, que interviene en las transformaciones de los nucleares y sus estructuras.



4. El primer sensor –el principal- del hombre es su propio organismo biológico. Un aparato de medida mecánico puede amplificar la sensación o influencia una vez descubierta, pero el aparato no la inventa, y es sólo un auxiliar que la amplía, pero también puede deformarla: toda medición modifica lo medido.

La Astrología, como resumen de antiguos conocimientos sobre el ambiente y el Universo, utiliza sensaciones e inhibiciones del viviente, y no hay sensor más perfecto. El hombre antiguo, carente de los instrumentos auxiliares de hoy, aplicó la introspección –sensaciones internas-, obteniendo resultados comparables y aún más allá de los científicos: el hombre, como creador, ha de ser superior a su criatura…



5. Nuestra actual “ciencia experimental” imaginó primero el Universo como un conjunto de cuerpos aislados –planetas, estrellas, soles- emisores de luz –que es lo que los hacía visibles-, en un espacio prácticamente vacío, ajustados a reglas matemáticas. Y, sin embargo, ya Platón, recogiendo viejas doctrinas, postulaba que la materia cósmica se forma con redes cristalinas –estructuras- no sólo en sólidos, sino en líquidos, gases y plasma, los “elementos” del Universo de los antiguos.



Porque siendo todo viviente una simbiosis, también afecta a unos u otros microorganismos y bioestructuras y puede alterar el equilibrio biológico (antiguos sanatorios tuberculosos): la radiación no destruye toda vida -la selecciona-, y en los propios reactores nucleares sobreviven ciertos microorganismos. Parece confirmado el efecto curativo de la radiación en la tosferina, donde se observó que un simple paseo de un niño en avión a determinada altura producía su curación (experimentos ca. 1950); parece confirmarse en otras patologías.

No hay comentarios: